GuidePedia

0

Dicen que cuando la carrera artística de un famoso comienza a ir cuesta abajo, no queda otro remedio que llamar la atención de la manera más absurda e incoherente que se nos ocurra y seamos capaces de realizar. Esto es lo que muchos afirman que le está ocurriendo a Miley Cyrus, la que antaño fue una dulce y carismática niña Disney que ahora tiene que ir dando vergonzosos espectáculos cargados de actos obscenos y con poca gracia, para que las cámaras se fijen un poco en ella.

Así es como apareció en la entrega de premios MTV VMA 2013, cuando subió al escenario para interpretar su tema We Can’t Stop casi desnuda y poniendo el culo en pompa cada vez que tenía ocasión. Incluso se comportó como una autentica buscona al manosear y provocar al cantante Robin Thicke, quien se sintió acobardado en varias ocasiones por la actitud desvergonzada de la joven cantante. Nos preguntamos que pensara su pobre padre de todo este alarde de baja moral de la que su retoño hace gala.

La que se esperaba que sería la reina de la noche, Lady Gaga, quedo eclipsada bajo el protagonismo indecente que Cyrus había adquirido tras los obscenos tocamientos que regalo a Robin. Una muestra más de que a la sociedad le atrae mucho más el morbo y lo inmoral, que la calidad de los artistas. En las redes sociales la temperatura subía como la espuma, pero más bien por las críticas que recibía Miley que por otra cosa.

Publicar un comentario

 
Top