GuidePedia

0

Si nuestra joven y alocada Miley Cyrus se pensaba por algún momento que sus recientes y vergonzosas actuaciones no le iban a pasar caras facturas, es que esta chica vive aún en el mundo mágico de Disney. Ser radical y tener una actitud rompedora no tiene por qué estar íntimamente ligado con la obscenidad y la falta de cierto nivel de moralidad, como Miley piensa, ya que esto último es algo que desagrada incluso a las personas más inconformistas y por ello la joven cantante está empezando a pagar ahora, sus tremendos y recientes errores.

Parecía ser que la revista Vogue tenía planeado y ya comunicado a Miley Cyrus, que sería portada de la revista en el mes de Diciembre como icono fashion del momento. Pero tras lo ocurrido en los premios MTV y las declaraciones de Miley afirmando sentirse muy orgullosa de su forma de hacer las cosas, desde Vogue se han retractado de su oferta y ya están buscando otras alternativas a la más que rompedora… destructiva imagen de Miley Cyrus. Y es que nos resulta difícil verla como un icono de actualidad.


Anna Wintour, la editora jefe de la revista Vogue, se ha sentido no solo muy escandalizada sino además horrorizada por todo lo que pudo verse de Miley Cyrus en los premios MTV y ese es el motivo por el cual, se ha retractado de la oferta. Esto puede que no sea un hecho aislado y que poco a poco comiencen a surgir los contras de un espectáculo que desde un primer momento no le ha causado a Miley más que problemas. Y el mayor de estos problemas es que ella no quiere ver lo que realmente ha provocado, como se suele decir no hay más ciego que el que no quiere ver. 

Publicar un comentario

 
Top