GuidePedia

0

Ya sabíamos que todo el tema de los grafitis en su gira por Sudamérica podría traerle problemas al joven artista e ídolo de masas, Justin Bieber. Y es que el problema de este joven es que ha olvidado lo que significa tener respeto por las leyes y la propiedad ajena, ya que se debe pensar que por ser famoso tiene derecho a hacer lo que le de la real gana. Cosa que por fin alguien ha dejado claro que no es así y ese alguien es todo un país como Brasil, el cual ha advertido a Justin Bieber que podría acabar con una multa y un año de prisión por tomarse la libertad de incumplir las leyes del país.

Todo esto comenzó con la polémica causada por el artista cuando pinto en las paredes de un túnel siendo protegido por la policía, cuando tiempo atrás un joven fue muerto a tiros por hacer lo mismo. Tras esto, el joven Bieber no debió quedar satisfecho y estando en Rio de Janeiro decidió pedir permiso para pintar las paredes de un hotel que están remodelando. El problema llega cuando sin más, se dispone a compartir su nefasto arte grafitero en otras paredes del citado hotel para lo que no tenía permiso.

A pesar de haberse saltado las leyes, Justin enseño orgulloso las fotos de su Street art en Instagram, alegando tener autorización por cada lugar en el que estuvo pintando. Pero si la policía brasileña le ha acusado de un delito, es porque deben existir pruebas de ello. Y todos los que ya estamos acostumbrados a las tonterías sin sentido de este adolescente que no parece madurar nunca, es que no nos extraña que el pequeño Justin se haya tomado las leyes a broma y haya hecho lo que se le antojara.

Publicar un comentario

 
Top