GuidePedia

0

Cada día nos sorprenden más las absurdas noticias que podemos encontrar y en las que los artistas más actuales son los protagonistas. Como le ha ocurrido a Katy Perry, quien ha tenido que soportar que diferentes medios y colectivos la acusen de racista por salir al escenario con la cara pintada de blanco durante su actuación en los American Music Awards. Y lo único que sacamos en claro de estas absurdas acusaciones es que aún existe gente que brilla por la ausencia de su inteligencia y el resplandor de su ignorancia, porque Katy Perry salió disfrazada de Geisha y llevar la cara pintada de blanco forma parte de este ancestral estilo estético.

Pero las acusaciones han ido un poco más allá y es que para sustentar los comentarios absurdos han recurrido a la idea de que la cantante solo ha contribuido a estereotipar a las mujeres asiáticas y que toda su actuación fue un acto de puro racismo, que combinado con la letra de la canción la cual habla de amar de forma incondicional y sin pedir excusas, que a mi entender es la forma más pura e inocente de amar, era parte de ese ritual de racismo. Podría dar mil y una explicaciones acerca de porque estas acusaciones solo sirven para demostrar la falta de cultura de estos colectivos, pero sinceramente seria perder el tiempo.

La historia de las Geishas es algo muy respetado en oriente y a día de hoy siguen existiendo, no se trata de prostitutas si no que más bien las Geishas tienen una increíble influencia en la sociedad oriental y allí no han estado nunca mal vistas, pero claro en occidente todo es diferente y cualquier cosa que sirva para armar un escándalo es bienvenida. En resumidas cuentas, sabemos de sobra que la cantante no actuó con la intención de ofender a nadie y me parecería una soberana estupidez que se disculpe por ello ya que son los acusadores quienes deberían callarse por vergüenza y respeto a una cultura que ni conocen ni se interesan en conocer, solo a criticar.

Publicar un comentario

 
Top