GuidePedia

0

Cierto es que hemos criticado infinidad de veces la actitud que el joven cantante canadiense ha mostrado últimamente, pero es que Justin Bieber se ha convertido en un joven difícil de tratar y al que no le gusta seguir las normas ni las leyes. Pero también hay que reconocer que en ocasiones deja salir a la luz su parte buena y nos sorprende con noticias que a todos nos gustan. Como por ejemplo el hecho de haber ofrecido un concierto privado a una de sus fans, la cual había sufrido un terrible accidente de coche y esta postrada en una silla de ruedas, debido a múltiples fracturas sobretodo en su columna.

La afortunada ha sido Kate O’Neill, quien pudo invitar a 50 de sus amigos y familiares, para disfrutar juntos del concierto privado que Justin Bieber celebraba en su honor. El cantante empezó la velada dedicando unas palabras a Kate y comenzó a dedicarle las canciones que tiene en su haber. Pero la guinda de la noche la puso el mismo Justin cuando le pidió a Kate si podía darle un beso y obviamente la joven accedió. Sin duda esa noche fue la velada perfecta para Kate quien seguro que aún no se puede creer que lo que ha vivido.

Como es habitual, la joven compartió su experiencia en las redes sociales con frases como “No podía creerme lo que me estaba pasando… fue perfecto”. A pesar de que Justin Bieber lleva una temporada decepcionando a medio mundo, podemos decir que este tipo de actos por su parte puntúan en la escala hacia un comportamiento del que sentirnos orgullosos y esperamos que le coja gusto y continúe sorprendiéndonos tan gratamente de ahora en adelante.

Publicar un comentario

 
Top