GuidePedia

0

Si es que lo que no le pase a los famosos… después de todas las noticias que tenemos de los artistas que deben ingresar en centros de rehabilitación, mayormente por problemas con el alcohol o las drogas, ahora resulta que los problemas de peso también arraigan en los famosos de formas peligrosas. Esto es lo último que le ha pasado a la cantante Kesha quien últimamente presentaba una figura muy delgada y desmejorada, por lo que ha tenido que ingresar en un centro para tratar sus trastornos alimenticios.

Ha sido ella misma quien ha dado la noticia oficial para evitar más rumores sin sentido acerca de su enfermedad. Ha explicado con lujo de detalles que su baja autoestima es lo que le ha llevado siempre ha tener ciertos problemas con la alimentación, lo que ha derivado en serios trastornos que la obligan a internarse en la clínica Timberline Knolls de Chicago, por voluntad propia pero asegurando que el origen de sus problemas con la comida proviene de su productor musical. El cual habría llamado gorda a Kesha en múltiples ocasiones y en tono de burla, cosa que afecto demasiado a la cantante.

Actualmente Kesha es vegetariana pero ha sufrido constantes subidas y bajas de peso que están mellando su salud a un ritmo vertiginoso. Casualmente la clínica es la misma donde Demi Lovato se ingresó para tratar sus desórdenes alimenticios y a la vista está que los resultados han sido muy esperanzadores, por lo que esperamos que Kesha sea capaz de superar esta oscura etapa de su vida y ganar en salud, que al fin y al cabo es lo importante.

Publicar un comentario

 
Top