GuidePedia

0


Como ya todos esperábamos, por fin se han dicho el sí quiero Kanye West y Kim Kardashian no sin haber tenido muchos obstáculos a lo largo de estos últimos meses. Como ha sido una boda echa para los medios de telecomunicación, tenemos un montón de detalles que compartir con todos vosotros. Empezando por el hecho de que la boda se ha celebrado en Florencia, donde fue concebida la hija de ambos llamada North West, más concretamente en la fortaleza Belvedere la cual data del siglo XV y fue construida por la familia Medicis.

El alquiler de dicho lugar ha costado más de 300 mil euros a lo que hay que sumar la decoración para la boda. Hubo flores, mayormente tuberosas y las cuales son muy raras en estas épocas del año, además de que costaron unos 100 mil euros. Los invitados además recibieron sendas sesiones de belleza para estar espectaculares en el evento y todo costeado por los novios. En cuanto a la comida, cabe decir que los encargados fueron los chefs italianos Giorgio Pinchiorri y su mujer Annie Feolde, pero lo más llamativo fue la espléndida tarta de dos metros que dio el toque dulce a la velada.

Pero esto no es todo, la boda y los días anteriores supusieron un gasto inmenso de dinero para la pareja que fueron quienes costearon todos los lujos de los mismos invitados. Estos se alojaron en caros hoteles como el St Regis o el Four Seasons, además de ser trasladados desde parís hasta Florencia en dos jets privados y más de 50 coches alquilados para los traslados una vez llegados a Florencia. Sin duda se ha tratado de una boda esperada, pero también muy cara.

Publicar un comentario

 
Top