Retomando el buen camino


Hacía tiempo que no teníamos nuevas noticias sobre la vida y milagros del joven cantante, Justin Bieber. Parecía como si la tierra se lo hubiera tragado pero no ha sido así, por suerte, si no que más bien parece ser que al joven se le ha aparecido la virgen y ha decidido que era el momento de tomar las riendas de su vida y escoger el buen camino. Esto implica dejar de tomar drogas y beber alcohol como si no hubiera mañana.

Para ello, el cantante canadiense ha decidido dejar su vida en manos del pastor Carl Lentz con quien pasara dos semanas aislado en el Rancho Mirage, que se encuentra a las afueras de Palm Springs. Este pastor, tratara como hace con todos los que le necesitan de sacar a Bieber de sus vicios con las drogas y el alcohol. Al menos durante estas dos semanas, el cantante tendrá que pasar por una etapa limpio y aprender a controlarse para no recaer.

Por lo visto, Justin estaba descontrolado desde hace ya tiempo y más aún desde que se mudó a Atlanta a principios de este año. Desde ese momento, su consumo de alcohol y drogas se había disparado y comenzaba a aislarse de todos aquellos amigos que estaban en contra de su abusivo consumo. Por suerte, parece que ha tomado una buena decisión y esperamos que esta experiencia le sirva de algo.
Compartir en Google

Autor: Sonia M

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario