GuidePedia

0

Kristen Stewart fue invitada junto a Demi Moore y su chico Sean Friday, junto a otros profesionales del cine, para hablar de los próximos estrenos que se harían en breve y la filmación de una nueva película, aunque al parecer el chico de Demi podría haber estado muy atento a la tentación de Kristen, quien no paró de dedicarle bromas, sonrisas y miradas repletas de complicidad.

Algo que no gustó mucho a Demi, quien no le quitó ojo a su chico, mientras la mayoría de toda la mesa hablada sobre los negocios. Dicen que Kristen jugó con la provocación en toda regla, creando de forma descarada el enfurecimiento de Demi, quien aguantó de forma increíble el chaparrón.

Aunque hay compañeros de mesa que posteriormente manifestaron su opinión en los medios de comunicación, muchos volvieron por Kristen, comentando que tan sólo estaba "divirtiéndose" creando un ambiente informal en el que Sean también se sintió a gusto sin más búsquedas. ¿Creará Kristen otra vez la polémica con los novios de sus compañeras de trabajo?

Publicar un comentario

 
Top