Aleks Sinteks en Puerto Vallarta


Aleks Sinteks se da una escapada romántica a Puerto Vallarta

* Cargó pilas junto a su esposa Karen en el hotel Mousai.

Exitoso músico mexicano, Aleks Syntek ha obtenido siete nominaciones a los Premios Grammy Latinos, una nominación al Grammy, cinco a los MTV latinos, y ha ganado dos premios Billboard, así como el Ariel a la mejor música de película; productor musical desde los 17, ha vendido más de 4 millones de copias de sus discos como cantante y alternado con una enorme cantidad de cantantes y artistas a lo largo de su carrera.

Con una vida tan pródiga en éxitos le preguntamos cuál es el que más satisfacción le ha dado; y sorpresivamente no duda en responder: “El nacimiento de mis hijos; todo ese proceso de esperarlos, de verlos nacer, de cortar el cordón umbilical y empezar la aventura de la paternidad me ha transformado para bien. Siempre he creído que los artistas y creativos tendemos muy fuerte a la vanidad y al egocentrismo y creo que los hijos son el gran atemperador del ego, que te ayudan a equilibrar esa parte de la vida que indica que debemos ser humanos útiles y servir a los hijos y a los demás”.

“Tengo dos hijos, una niña de 9 años y un niño de 6; son divinos, los amo, ellos son mi Grammy… Los premios, los reconocimientos, el aplauso sí me gustan, mi trabajo es una bendición, la fama y el éxito son bienvenidos, pero definitivamente son cosas que se acaban pronto; lo más importante es la vivencia clara, espiritual y eso en mi caso me lo da mi familia, soy muy afortunado; tengo 15 años de casado, muy feliz con mi esposa y mis hijos, ése es mi valor más grande; después está mi trabajo y los éxitos musicales, pero el éxito personal y familiar es lo más importante para mí.



¿Cómo le has hecho para no perder el piso como tantos otros super estrellas?

“El secreto detrás de mi estabilidad es haber vivido en su momento las etapas precisas, porque sí tuve mi época de juventud muy intensa, con mi grupo; de fiesta y relajo; y me casé hasta los 31 años de edad, fui papá a los 36, siempre tuve muy claro que no quería meter la pata antes de tiempo y no quería formar una familia sin planificación, por error o por accidente como pasa con mucha gente, eso me permitió disfrutar mi etapa de rockero rebelde; creo que es muy válido que tu forma de pensar vaya cambiando con los años.
“El descanso que estoy tomando aquí en este gran Hotel Mousai es importante para agarrar inspiración; yo no sabía descansar, en mi época rockera, de desenfado juvenil pensaba que el descansar y tomarse unas vacaciones era para perdedores… yo fui workaholico (adicto al trabajo) y fue mi esposa quien me enseñó a que es necesario un receso para tomar vuelo, para respirar y agarrar el aire necesario para lo que sigue.

¿Tus planes a futuro?

“Estoy a punto de iniciar una aventura muy interesante porque nunca había aliado fuerzas con otro artista para crear una especie de dúo formal y lo estoy haciendo con Christian Castro; el 5 de noviembre vamos a estar en el Auditorio Nacional, en una gira donde estaremos cantando nuestros éxitos juntos, a dueto. Creo que nos vamos a complementar bien porque me llevo muy bien con él. Considero que es una de las voces privilegiadas de Latinoamérica y que Dios le dio un don de nacimiento, porque eso no se adquiere con técnicas, ni con escuela; la voz que él tiene hay que nacer con ella.  Para mí es un privilegio escuchar mis canciones en la voz de Christian y él tiene el reto de cantar mis canciones que son más rockeras que su repertorio; estoy muy emocionado, me gusta la alquimia que hay entre ambos; sin duda sacará chispas.

¿Qué opinas de la situación del país?

La gente a veces pierde la fe; yo al revés: creo que estamos viviendo épocas de cambio importantes, de un despertar social, esto despierta cierta violencia no necesariamente física, hay violencia en la redes sociales, en la palabra hablada, en los prejuicios, en los arranques, en los linchamientos, sin embargo yo veo a México con ojos de fe, siempre esperando que con el tiempo las cosas sanen, creo que hay más gente buena que mala en este mundo y al final los buenos siempre van a ganar, sólo que los malos hacen más ruido, llaman más la atención. La crisis y los problemas no solamente son de México sino a nivel mundial. Nos toca dejar de quejarnos tanto y actuar más. Yo no puedo criticar una empresa u organización solo porque no se hicieron las cosas como yo quería, me molesta que algunos artistas utilicen sus redes sociales para criticar, yo tengo un twitter con 4 millones de seguidores y tengo que tener cuidado con lo que digo, no puedo exaltar lo malo, sino ser siempre positivo, constructivo y si no tengo nada bueno que decir me quedo callado.

¿Qué tal la estás pasando en Vallarta?

Puerto Vallarta me encanta; he venido a la región varias veces, en ocasiones he estado en la casa de Alejandro Fernández en Punta Mita; en esta ocasión la habitación que nos tocó aquí en el hotel Mousai está hermosa, yo creo que este hotel está al nivel de los grandes hoteles de Las Vegas, su concepto es muy especial, muy estético y suntuoso, no es el típico hotel playero; me parece padrísimo que tengan esta alternativa.

Compartir en Google

Autor: Editor

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario