GuidePedia

0

Desde que Drew Barrymore se ha casado con Will Kopelman, en el pasado verano su vida se ha tornado feliz y repleta de bienestar y alegrías. Tras la boda se ha conocido la noticia de que la actriz será madre por segunda vez junto a su marido en los próximos meses, algo que la ha colmado de serenidad y plenitud.

Este cambio personal también le ha valido para reflexionar, y es que la famosa actriz de la década de los 90 y de esta nueva, se ha parado a pensar en como fue su infancia, argumentando que no quiere que sus hijos pasen por lo mismo. Según Drew: “Ellos no han firmado para eso.Yo estuve muy expuesta. Aprecio el viaje que he hecho en mi vida, pero no quiero eso para mis hijos

Aunque todavía no se sabe si en estos próximo meses emprenderá algún nuevo proyecto cinematográfico, lo que si es seguro es que se preparará mejor que nunca para recibir a su nuevo pequeño o pequeña con los brazos abiertos, sin duda una alegría para la pareja, que tendrá un nuevo motivo para sonreír. 

Publicar un comentario

 
Top